Guía práctica: Cómo purgar los radiadores de casa paso a paso para un hogar cálido y eficiente

Cómo purgar los radiadores de casa: paso a paso

Si eres propietario de una casa, probablemente tendrás un sistema de calefacción central. Y si tienes un sistema de calefacción central, es probable que tengas radiadores en tu casa. Purgar los radiadores es una de las tareas más importantes de mantenimiento para mantener tu sistema de calefacción funcionando correctamente.

¿Qué es purgar un radiador?

Purgar un radiador es simplemente eliminar el aire atrapado dentro del sistema. Cuando hay aire atrapado en el sistema, tu calefacción no funcionará correctamente y puede que no caliente tu hogar como debería. Purgar un radiador es un proceso simple que puedes hacer tú mismo sin tener que llamar a un fontanero.

Paso a paso: cómo purgar tus radiadores

Aquí hay una guía paso a paso para purgar tus radiadores:

Paso 1: Apaga tu sistema de calefacción central

Antes de purgar tus radiadores, debes apagar tu sistema de calefacción central. Esto asegurará que el agua que fluye a través del sistema de calefacción esté fría y no esté bajo presión.

Paso 2: Encuentra el radiador que necesita ser purgado

Para saber cuál de tus radiadores necesita purgarse, toca cada radiador. Si hay aire atrapado en el radiador, sonará como un gorgoteo al tocarlo. También es probable que el radiador esté más frío en la parte superior que en la inferior.

Paso 3: Encuentra la llave de purga en el radiador

Cada radiador tendrá una llave de purga en algún lugar. La mayoría de las veces, la llave de purga se encuentra en la parte superior del radiador. Esta llave se parece a un tornillo y es lo que usarás para liberar el aire atrapado en el radiador.

ES INTERESANTE  Todo lo que necesitas saber sobre los vasos de expansión: funcionamiento y uso

Paso 4: Coloca un recipiente debajo de la llave de purga

Antes de abrir la llave de purga, asegúrate de colocar un recipiente debajo para capturar cualquier agua que salga.

Paso 5: Abre la llave de purga

Usando una llave inglesa, gira la llave de purga en sentido contrario a las agujas del reloj para liberar el aire atrapado dentro del radiador. Escucharás el aire escapando del radiador y puede que veas burbujas en el recipiente que has colocado debajo de la llave de purga.

Paso 6: Cierra la llave de purga

Cuando hayas oído que el aire ha dejado de salir, cierra la llave de purga en sentido horario. Si sale agua, recoge el agua en un recipiente y cierra la llave de purga nuevamente.

Paso 7: Repite en cualquier otro radiador que necesita ser purgado

Repite los pasos del 2 al 6 en todos los radiadores que necesiten ser purgados. Una vez que hayas purgado todos tus radiadores, enciende tu sistema de calefacción central y verifica que todos los radiadores se estén calentando correctamente.

Conclusión

Purgar tus radiadores es una tarea simple que puede mejorar el rendimiento de tu sistema de calefacción, y que puede resultar en un hogar más cálido y acogedor. Sigue estos sencillos pasos para purgar correctamente tus radiadores y garantizar un funcionamiento excelente de tu sistema de calefacción central durante todo el invierno.

Deja un comentario