Guía práctica para trabajar en instalaciones de baja tensión en redes subterráneas: Todo lo que necesitas saber

Guía práctica para trabajar en instalaciones de baja tensión en redes subterráneas

Si eres un profesional que trabaja en instalaciones eléctricas de baja tensión, es probable que en algún momento necesites realizar trabajos de mantenimiento, reparación o instalación en redes subterráneas.

¿Qué son las redes subterráneas y cómo funcionan?

Las redes subterráneas son aquellas que están enterradas debajo del suelo y que se utilizan para transportar la energía eléctrica a distintas zonas o consumidores.

Para hacerlo, se utilizan cables de baja tensión que están aislados del exterior y que se interconectan mediante un sistema de empalmes y derivaciones. De esta forma, se consigue llevar la electricidad de manera segura y eficiente hasta los puntos donde se necesita.

¿Cuáles son los riesgos asociados al trabajo en redes subterráneas?

Al igual que ocurre con cualquier instalación eléctrica, trabajar en redes subterráneas puede conllevar una serie de riesgos. Algunos de los más comunes son:

  • Electrocución: si tenemos contacto con un cable en tensión, podemos sufrir una descarga eléctrica que ponga en riesgo nuestra vida.
  • Cortocircuitos: si se produce un cortocircuito en la instalación, puede haber daños materiales y personales.
  • Incendios: si se produce un exceso de temperatura en algún punto de la red, puede haber un riesgo de incendio.

Consejos para trabajar de manera segura en redes subterráneas

Para evitar estos y otros riesgos, es importante seguir una serie de pautas de seguridad. Algunas de las más destacadas son:

1. Verificar la tensión de los cables

Antes de manipular cualquier cable o conexión, hay que asegurarse de que está completamente desconectado y que no hay tensión en la línea. Para ello, es recomendable utilizar un detector de tensión o una herramienta similar.

ES INTERESANTE  Interruptores horarios: Todo lo que necesitas saber sobre su uso y aplicaciones - Guía básica

2. Utilizar herramientas adecuadas

Es fundamental utilizar herramientas aislantes y diseñadas específicamente para trabajar en instalaciones eléctricas. Además, hay que asegurarse de que están en buen estado y que no presentan ningún tipo de defecto que pueda suponer un riesgo.

3. Trabajar en equipo

Siempre que sea posible, es recomendable trabajar en equipo para llevar a cabo las tareas encomendadas. De esta forma, se pueden revisar mutuamente los procesos y detectar posibles errores o fallos que puedan poner en peligro la seguridad.

4. Seguir las normativas de seguridad

Hay que seguir las normativas de seguridad establecidas por la empresa o entidad que gestiona la red subterránea. En caso de duda o de no conocer alguna normativa, siempre hay que preguntar a alguien que esté familiarizado con ella.

Conclusión

Trabajar en instalaciones de baja tensión en redes subterráneas puede ser una tarea compleja y peligrosa si no se toman las medidas de seguridad necesarias. Por eso es fundamental estar capacitado y seguir una serie de recomendaciones y consejos para garantizar la seguridad de todas las personas implicadas en el proceso.

Deja un comentario