Luminarias ATEX: Conoce la iluminación segura en ambientes potencialmente explosivos

Título: Guía completa sobre luminarias para ATEX y su importancia en la iluminación segura

Si trabajas en la industria petroquímica, minera o cualquier otra donde se manipulen sustancias inflamables, sabes de la importancia de contar con luminarias ATEX, que garantizan una iluminación segura en zonas de riesgo. En este extenso artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre luminarias para ATEX.

Para empezar, ¿qué significa ATEX? Pues bien, es un acrónimo de “ATmósfera EXplosiva” y se refiere a los ambientes con presencia de sustancias inflamables, como gases, líquidos o polvos combustibles, donde la aparición de chispas o cualquier tipo de ignición puede generar una explosión.

De ahí la importancia de contar con luminarias especialmente diseñadas para estas zonas de riesgo, que eviten cualquier riesgo de propagación del fuego. Muchas empresas han optado por instalar luminarias convencionales en zonas ATEX, pero esto no solo supone un riesgo para los trabajadores, sino que es una infracción grave de la normativa de prevención de riesgos laborales.

¿Cómo funcionan las luminarias ATEX?

Las luminarias ATEX cuentan con componentes específicos que reducen la temperatura de la superficie de la luz, evitando la explosión o el desprendimiento de partículas incandescentes. Para reducir la temperatura, se utilizan disipadores de calor, mallas o láminas metálicas que actúan como aislante térmico. Asimismo, la carcasa de la luminaria es resistente a agentes externos, como la humedad, el polvo o los gases corrosivos.

¿Qué tipos de luminarias ATEX existen?

Existen varios tipos de luminarias ATEX, que se pueden dividir en dos grandes grupos: los que se utilizan en zonas 0, 1 y 2 (donde la explosión es probable) y los que se utilizan en zonas 20, 21 y 22 (donde la explosión es menos probable).

ES INTERESANTE  Potencia la iluminación de tus espacios con proyectores: Técnicas y consejos imprescindibles

En el primer grupo, encontramos las luminarias de emergencia, que proporcionan una iluminación adecuada en caso de corte de suministro eléctrico o de emergencia. Las lámparas led ATEX también son una buena opción, ya que producen menos calor que las halógenas o fluorescentes y su durabilidad es mayor. Además, las luminarias portátiles ATEX son ideales para trabajos de mantenimiento o reparación en zonas de riesgo.

En el segundo grupo, encontramos las luminarias de señalización, como las balizas luminosas ATEX, que sirven para delimitar las zonas de peligro y evitar accidentes. También hay luminarias de bajo consumo o de alta eficiencia energética, que permiten reducir la factura de la luz.

¿Cómo instalar luminarias ATEX?

La instalación de luminarias ATEX debe ser realizada por personal especializado y capacitado en la normativa ATEX, y siguiendo las instrucciones de los fabricantes. Es importante elegir el tipo de luminaria adecuado según las características del ambiente, el tipo de sustancia inflamable que se maneja, la cantidad de luz requerida y el nivel de riesgo de explosión.

En definitiva, la elección y el uso adecuado de las luminarias ATEX es fundamental para garantizar una iluminación segura en zonas de riesgo, evitando riesgos para los trabajadores y para el entorno. Si aún no cuentas con luminarias ATEX en tu empresa, no lo dudes y toma las medidas necesarias para proteger la seguridad de tu equipo.

¡No pongas en riesgo la seguridad de tus trabajadores!

Deja un comentario